Cuadernos de Jazz review by Jesús Gonzalo

Boris Hauf – NEXT DELUSION (CF 238)
Hauf es músico y Dj residente en Berlín que gusta de pasar temporadas, parece que estivales, en Chicago. Admirador de Fred Anderson, fue introducido por el histórico de la AACM en una escena a la que acabó rendido, como se dice en las notas, ya que “aquí puedes encontrar músicos en la misma noche que lean composiciones orquestales, que hagan improvisación electroacústica y monten una especie de rave pop-punk”…

Esta bella edición en Clean Feed abunda en una producción ciertamente especial y cuidada en todos los sentidos, desde el diseño al sonido y por supuesto el formato. Basta comprobar la lista de músicos que participan, sin ver el interior, para que resulte atractivo. El problema está en las ideas que en él se destilan, porque si lo que se quiere hacer es un disco conceptual hay que, primero, intentar ser algo original (el arte de la idea fue el del siglo XX) y lo segundo que el lenguaje especulativo que uses a nivel formal no acabe siendo sólo envoltorio. En cuanto a estética musical, básicamente está hecha de las respiraciones lineales de los vientos en contraste de materia con la percusión. Cuestión que habíamos apreciado justo desde esta escena de Chicago en diversos proyectos colectivos y que partiría – y lo seguirán haciendo- de un contexto entre silencios y de cierta aleatoriedad ya avanzado por John Cage en sus últimas piezas númericas (Four o Fifty Eight sin su tamaño) y, por afinidad en el planteamiento de duraciones y en este mismo sello, con Matt Bauder y su grupo Memorize the Sky, que siendo la mitad de músicos proporcionan mucho más juego cromático.

En esa expansión circular cercana al silencio, con esos vibratos que parecen espectros y una percusión de timbres metálicos ambientales, en otro encuadre contemporáneo que sugiere a Salvatore Sciarrino, resumiría el significante de los dos primeros cortes, siendo los dos últimos los más estimulantes del disco. En el tercero se llega desde lo anterior, en planos suspendidos que se cruzan e inducen a una tensión por división de voces que abre Jason Stein. Este proceso emergente nos lleva hasta el último tema, donde patrones martilleantes y repetitivos en los vientos crean una agitación que es apoyada en grosor y volumen por la percusión, entendida ésta no desde la libertad de figuras (más bien los platos) sino desde la superposición y concentración de ellas. Esperemos que la próxima vez no nos desilusione.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s