Noiself review by Jesús Gonzalo

CF290John Hébert Trio – FloodStage (CF 290)
John Hébert figura en algunos de los tríos de pianistas más creativos y variados del último decenio: Russ Lossing, Uri Caine, Fred Hersch o John Escreet, aunque su experiencia más determinante e histórica le uniera al último Andrew Hill. El pianista y teclista parisino Benoît Delbecq se posiciona como un referente estético innovador que trasciende su discreta y moderna maestría en los teclados (en el trío con Samuel Blaser y Gerry Gemingway) al tiempo que cobra prestigio como productor a ambos lados del océano (con François Houle 5 +1 en Canadá y con el Samuel Blaser Quartet en Nueva York). De la dimensión percusiva única que imprime Gerald Cleaver en cada colaboración habla su presencia en algunos de los proyectos (tríos con Craig Taborn y William Parker, cuarteto con Formanek y Tomasz Stanko, octeto con Hébert-Lucian Ban sobre Enesco) más señalados del jazz avanzado reciente.

Juntar tres músicos tan originales, versátiles y expresivos como ellos, liderados no por un pianista sino por un contrabajista, ya supuso una señalada toma de contacto en su anterior trabajo. Tras Spiritual Lover (2010), y pese a tener carreras todos ellos cargadas de agenda, la alianza se consolida con este segundo disco para el sello portugués, anunciando gira en Europa para 2015. En un tono general que resulta magnético y penetrante, nunca cerebral ni meditativo, el concepto poliédrico en estilos y espacios que nos ofrecieron se reafirma al tiempo que interioriza y gana en expresión.

Queda matizada y más sutilmente interpretada su vertiente eléctrica, que les acercaba a un original sonido de jazz fusión, haciendo prevalecer la acústica. Pero esa original ambivalencia electroacústica de piano-teclado queda contrastada por el primer Cold Brewed y el último On the Half Shell títulos, en los que se pasa de una atmósfera sicodélica imaginada por Paul Bley a un Ornette Coleman festivo que se encuentra con Joe Zawinul, en un tiempo bop sin igual de Gerald Cleaver; o de la balada Loire Valley al bello tema africano Saints, donde Benoît Delbecq toca teclado y “piano preparado” imitando a una kalimba, un kora y un balafón al mismo tiempo, que da paso, tras un breve silencio, a la explosión de color en Sinners manteniendo la naturaleza africana.

Pese a desplegar empuje y texturas, se puede decir que es la inmersión en el sonido y en la pulsación continua la que generan un clima melódico único. De este modo, detalle e imaginación producen una música abierta, hermosa y plena.

http://noiself.blogspot.com.es/2014/08/john-hebert-trio-floodstage.html

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s